Cómo hacer mascarillas caseras

Cómo hacer mascarillas caseras

Las mascarillas faciales o cubre-bocas se van a convertir en elementos indispensables para evitar contagios por coronavirus. En este blog te damos las pautas para hacer mascarillas homologadas y caseras.

La conveniencia o no de usarlas se lleva debatiendo desde que empezamos esta singular batalla. Pero recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de mascarillas para acudir a lugares públicos debido a que ha surgido la preocupación de que el virus se este trasmitiendo a través de personas infectadas que no presentan ningún síntoma.

Limitar los contactos y lavarse las manos con frecuencia sigue siendo las mejores recomendaciones para luchar en esta pandemia. Sin embargo el usar mascarillas puede limitar la propagación de gotículas respiratorias que a su vez propagan el temido virus SARS-Cov-2 y su uso va a ser necesario durante un tiempo aún después del fin de las medidas de confinamiento.

En un documento elaborado por el Ministerio de Trabajo, se distinguen hasta cinco modalidades de mascarillas: Mascarilla con filtro de partículas; Mascarilla autofiltrante o media máscara filtrante contra partículas; Mascarilla quirúrgica;Mascarilla dual; y Mascarilla higiénica. Todas excepto la máscarilla higiénica deben cumplir con una reglamentación.

Clarificación de los diferentes tipos de mascarillas
Los diferentes tipos de mascarillas

Evidentemente las mascarillas farmaceuticas son las más apropiadas para la población pero ante la escasez mundial de ester producto las mascarillas faciales de tela son una alternativa muy recomendable.

Estas mascarillas no son un Equipo de Protección Individual (EPI) ni tampoco un Producto Sanitario (PS), y no están diseñadas para sustituir a estos. El propósito de este producto es meramente higiénico.

Desde aquí te ofrecemos algunas indicaciones sobre cómo hacer mascarillas caseras.  También puedes optar por comprar las mascarillas hechas, abundan las tiendas online que las están comercializando;  o incluso comprar el kit para hacer mascarillas directamenate.  Deben contar con los siguientes requisitos:  cubrir nariz, boca y mentón; y debe garantizar un ajuste adecuado con la cara para que no haya fugas.

Para su confección vamos a necesitar los siguientes elementos:

  1. Aguja e hilo (mejor si dispones de una máquina de coser)
  2. Tijeras
  3. Alfileres o pinzas para sujetar la tela
  4. Tela preferiblemene de algodón (50 x 50 cm) aproximadamente
  5. Gomas elásticas de 18 cm cada una o dos cintas de algodón para su sujeción

PASO 1

Dobla a la mitad el tejido. Mide y corta un rectángulo de 24 por 16 centímetros a fin de crear dos capas que sean exactamente del mismo tamaño. Esta es la base de tu mascarilla.

PASO 2

Coge una de las capas rectangulares de tela. Con el “lado derecho” (o la cara exterior de la tela) hacia a ti, sujeta con alfileres las gomas eláticas en cada esquina. Une las tiras elásticas a la primera capa de tela sujetando los extremos en las esquinas, de manera que se forme un arco de elástico a cada lado.

PASO 3

Coge la segunda capa de tela y procede a alinearla con la primera. Los “lados correctos” (o los derechos) deben estar uno frente al otro, y los lazos de tela o elásticos deben quedar en medio de ambas capas. Sujeta las dos capas de tela con alfileres.

PASO 4

Desde el centro, cose en línea recta a lo largo de la mascarilla hacia la esquina inferior izquierda, a unos 6,3 milímetros del borde inferior de la tela. Ve quitando los alfileres según vayas cosiendo. Asegúrate de que los elásticos o los lazos de tela estén fijos en las esquinas, entre las dos capas de tela. Asegúrate de que la aguja atraviese las tres piezas de tela: la capa superior, el extremo del lazo o goma y la capa inferior.

PASO 5

Cose todo el borde de las capas de tela y no olvides las puntadas hacia delante y hacia atrás en cada esquina para asegurar todos los extremos de los elásticos o lazos de tela.

Sigue cosiendo, pero detente a unos 4 centímetros de distancia del punto de partida para dejar un espacio o abertura.

PASO 6

Es el momento de dar la vuelta a tu mascarilla por la abertura de 4 centímetros que dejaste descosido para que el lado derecho quede hacia afuera. Ahora los lazos de tela o tiras elásticas deben quedar visibles.

PASO 7

Haz tres pliegues o pellizcos escalonados a lo largo de la mascarilla, como si doblaras un abanico de papel y sujeta cada pliegue con alfileres. Esto ayuda a que el cubrebocas se acople al rostro.

PASO 8

Ya que los pliegues estén sujetos con alfileres, cose alrededor del borde de la mascarillas, a 6,3 milímetros del borde. A esto se le llama hacer un pespunte. Cose bien los pliegues. Con esto tu mascarilla está terminada.

Por último, no olvides hacer un correcto uso de la mascarilla al ponerla y quitarla. Es fundamental la higiene de las manos, lávatelas con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol,  tanto para colocarte el cubre-bocas como para quitártelo. No te toques nunca ojos, nariz y boca. Para desinfectarla, basta con lavarla en una lavadora y mejor a altas temperaturas.

A empezar …

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *